Mini cupcakes salmón y nueces

“Propósito para el nuevo año: hacer una entrada semanal al blog”


Ya sé que esto se suele hacer en Diciembre cuando acaba el año y eso. No sé si a alguien más le pasa, pero como soy estudiante, para mí el “año” se ajusta al calendario escolar. Vamos que mis buenos propósitos surgen en Septiembre y no en Diciembre.

Pues para este nuevo curso escolar prometo que haré como poco, una entrada semanal al blog. Esto conlleva hornear mucho y traer cositas nuevas, me veo con muchos deberes el fin de semana (en la resi no tenemos horno L)

Así que vamos a empezar con buen pie y os voy a dejar la segunda receta de cupcakes salados:

 Minicupcakes de salmón ahumado y nueces.

Ingredientes para unos 22 minicupcakes
  • 1 huevo
  • 50 ml de aceite de oliva
  • 50 ml de leche
  • 125 gr de harina
  • 2 cucharaditas de levadura Royal
  • Una pizca de sal
  • 6 nueces peladas
  • 150 gr de salmón ahumado


 Lo primero de todo, picamos el salmón  y las nueces en trocitos pequeños. Reservamos un poco del salmón para hacer la decoración

Precalentamos  el horno a 180º y preparamos las cápsulas.

En un bol batimos el huevo mientras añadimos la leche y el aceite.

Tamizamos en otro bol la harina con  la levadura y la sal y la incorporamos poco a poco mientras batimos.

Cuando esté todo integrado, incorporamos las nueces y el salmón. Removemos esta vez con una espátula para que quede todo homogéneo.

Con la ayuda de una cucharilla repartimos la masa en los moldes, recordad no llenarlos nunca más de 2/3 de su capacidad.

Lo horneamos durante 12 minutos o hasta que al pinchar con un palillo salga limpio.

Los sacamos del horno y los dejamos enfriar en una rejilla.


La decoración en este caso ni tiene ningún secreto.
  • 200gm queso tipo philadelphia
  • El resto del salmón que reservamos
  • Un par de nueces peladas.

Removemos un poco el queso con un tenedor, lo colocamos en una manga y con la boquilla 1M de Wilton hacemos la decoración.

Añadimos una rosa echa con salmón y un trocito de nuez.


Y listo, ya tenemos un entrante salado para comerse de un bocado.

Al que le guste puede echarle también algún tipo de especia, el eneldo por ejemplo le quedaría muy bien.

Estos minicupcakes fueron a parar a una comilona con unos amigos en su casa. Como no son muy de dulces era la ocasión perfecta para hacer esta receta.


Tengo que agradecerles que me dejaran su casa para quitar estas fantásticas fotos. Es que viven en una de estas revistas de decoración así que tenía que aprovecharlo.


Imaginaros la escena, ellos preparando la comida y yo, cámara en mano, paseando un cupcake por todos los rincones.


Santa paciencia….

 La verdad es que fue un día estupendo, una casa de campo con unas vistas estupendas, churrasquito al aire libre y aun encima pudimos ver una tormenta en primera línea. Solo sufrimos un par de gotones.

Así da gusto pasar los fines de semana.



0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

up